Los rotuladores de la navidad

Os voy a contar una historia que transcurre cada año por navidad, son todas muy diferentes y  mágicas. Era dia 23  diciembre y el espíritu navideño invadió todo el pueblo. Todos cantan, decoran sus casas y no paran de comprar regalos.

El pueblo estaba dividido en dos zonas, la zona rica, y la zona pobre. En la zona rica sus casas estaban adornadas con miles  de luces de colores, mientras que en la zona pobre, sus casas estaban adornadas con guirnaldas de papel hechas por los niños.La navidad la vivían muy  diferente, cada uno como podía.

la mañana del 24 en la zona pobre, se reunían un grupo de niños para vender dulces y poder comprar regalos para los más pequeños, sabían que por la noche venía papá noel. Hacia mucho frio y no vendían ni un dulce,  todos los niños estaban muy desmotivados pero ninguno se rendía. Había un niño que destacaba de los demas, no tenia espiritu navideño y no creía en nada. necesitaba vender algún  dulce para comprar una muñeca a su hermana pequeña, ella creía en papa noel. Al  regresar a sus casas una anciana les paró, tenía mucha hambre y los chicos la dieron todos los dulces que tenían, por este gesto tan maravilloso  la anciana les compenso obsequiandoles con  una caja de rotuladores .( No eran cualquier rotulador) si no.. unos brillantes rotuladores mágicos. Ios niños se quedaron helados ante aquel suceso tan misterioso y  la anciana desapareció.

Los niños al no tener dulces que vender tuvieron que   regresar  a casa sin regalos para los más pequeños, pero… se repartieron los rotuladores quedándose uno cada uno. Eran seis casas desfavorecidas y seis rotuladores. No tenían dinero pero les sobraba  mucho amor, cada casa tenía un rotulador mágico, los niños todavía no sabían de su magia.

Uno de los niños, el que no creía en nada estaba disgustado al no poder comprar la muñeca a su hermana y decidió dibujarla en un papel. Era una muñeca preciosa y al terminar de dibujar  su cuarto se lleno de estrellas de colores y por arte de magia apareció la muñeca saliendo del papel y acomodándose en el suelo. Se quedo sin palabras y fue corriendo a casa de sus amigos para avisar de lo sucedido y así poder salvar la navidad para los más pequeños. Dibujaron todo lo que se habían pedido los más pequeños era espectacular y  jamás lo olvidarán, la zona pobre se convirtió en la zona más rica de todas no  en dinero si no en felicidad. Al dia siguiente no hubo ni rastro de esos rotuladores mágicos, la bondad es una de las cualidades más importantes de las personas y siempre tendrán su recompensa . Fin

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *